Resistir

“Hay que aprender a resistir. Ni a irse ni a quedarse, a resistir, aunque es seguro que habrá más penas y olvido”
Juan Gelmán

Esa oculta red de relaciones que nos envuelve y nos enreda como una tela de araña que se resiste en el ángulo olvidado de una esquina abandonada. Esa red de relaciones nos trae recuerdos de la infancia, olores, sabores…colores de otro tiempo. Los colores del bermejal de Pico Viento fueron plasmados por uno de los pintores que mejor han reflejado el alma del paisaje canario Miró Mainou Premio Canarias de Bellas Artes en 1992.
El bermejal es un paisaje de tierras que se extiende sobre las suaves laderas en la vertiente sur de las faldas de Picoviento, azotado por el viento, las pocas plantas que allí crecen se agarran con fuerza al suelo resistiendo sus embates. Retamas y jaras verdean un lugar donde reina el rojo almagre y los colores de la tierra. Esos mínimos fragmentos del paisaje que a veces nos pasan desapercibidos por su humildad o sencillez están cargados de energía, de su noble pobreza emana el poder de su fuerza.

Deja un comentario